¡¡Primer Piso, Escena al margen!!

¡¡Primer Piso, Escena al margen!!


Cada año me lleno de emoción con la llegada de Primer Piso, una de las propuestas performáticas más interesantes e importantes de nuestra ciudad ¿La razón? La capacidad de Corporación Zona Escena de reinventar el espacio, el cuerpo y la relación entre sus creadores y espectadores. "Escena al margen" es el nombre de este capítulo, que introduce por primera vez un trabajo en trío y en pareja, que junto a un unipersonal más, crean un universo al filo de la realidad cotidiana, así como al borde de la memoria.


Escena al margen me habla de los límites, que ya se han difuminado para hacer de un "Yo" un "Nosotros" y en este proceso el espacio recoge a los cuerpos y los hace compartir un recuerdo inexistente que cobra sentido en esa infancia que todos guardamos dentro. En otras palabras: lxs creadorxs juegan como niñxs y como niñxs son capaces de convertir un mueble en un pariente, un colchón en un barco y una canción en ESA canción (que aunque no te la sepas, la tarareas). Aunque reconozco que me hizo falta el dinamismo de años anteriores, la reducción de cinco a tres intervenciones hizo que estas tengan una relación más íntima, que es riquísimo como proceso grupal, lo cual no es de sorprender viniendo de una de las compañías escénicas más estables y en permanente proceso de creación de nuestro entorno. Para mí el resultado de Escena al margen es conmovedor, uno de los capítulos más enternecedores y delicados de Primer Piso: dulce y doloroso como el espacio de la memoria. Con eso es lo que me quedo, ahora invito al resto a sentirlo.

No dejen de asistir y ser parte de esto. Es una experiencia diferente que vale absolutamente nuestra presencia y nuestros sentidos abiertos.

Miguel Alejandro Palacios.

Fotos Jefferson Castro /@jeffcastro_fotografia 


















No hay comentarios:

Publicar un comentario